Etiquetas

, , , ,

 

autonomíados

Te mira fijamente con el ceño fruncido y te responde con un determinado ‘NO’. Te quedas observando esa pequeña figura que se te impone con una mirada desafiante. Instantes atrás había corrido a ti solícito de un abrazo y ahora se planta ante tu presencia reafirmando la autonomía de los dos años. Lo miras y piensas: ‘estoy de acuerdo contigo, quiero que crezcas como un ser independiente que haga valer sus derechos, que genere respeto y que respire libertad, pero hay reglas que deseo que cumplas sobre todo por tu adaptación social y bienestar, por otro lado eres tan chico que hay cosas que aún no puedo explicarte y necesito que me obedezcas’.

Autonomía frente a vergüenza y duda, una de las etapas del desarrollo psicosocial de Erik Erikson (1950), explica muy bien lo que ocurre entre los dieciocho meses y los tres años de edad, más apreciable hacia los dos años. ¿Qué padre no se ha enfrentado a esto? Es parte del desarrollo de los infantes que surge para ellos como una necesidad de autodirigirse y actuar sin el control paterno. La reacción de los padres ante esta necesidad de los niños de tener voz propia, juega un papel importante en el logro adecuado de esta etapa. Como padre involucrado en la crianza de tus hijos, es necesario que seas consciente de que funges como guía en el desarrollo de la personalidad de tus pequeños. El que tus hijos se conviertan en adultos seguros, con confianza en sí mismos, valientes y autónomos depende también de tu reacción ante su búsqueda de autonomía durante los dos años y los años posteriores.

Autonomía: La necesidad de autonomía impulsa al niño hacia adelante, hacia el deseo del control de su comportamiento por sí mismo.

Duda: El dudar de su capacidad para realizar la acción deseada hace que el niño se pregunte si realmente es competente y si puede actuar sin el apoyo de los padres.

Vergüenza: Le permite al niño reconocer que aún tiene que apegarse a las reglas impuestas por los padres.

Conclusión: Esta especie de ensayo le permitirá a tu hijo en los futuros años adquirir más seguridad para actuar, entender reglas, reconocer límites y descubrir cuando es posible y necesario ir más allá de estos.

 

¿Cómo adaptamos su necesidad de autonomía a las exigencias del mundo actual? Consejos para padres:

  1. Aprender a distinguir la línea divisoria entre  el deseo de ser más independiente del niño y el berrinche.

Hay que diferenciar la rabieta de un genuino deseo de ser más independiente.

Deseo de ser mas independientes: está defendiendo su derecho a tomar pequeñas decisiones, quiere comer solo aunque se ensucie cara, manos, ropas e incluso los muebles (poco a poco irá dominando la habilidad de utilizar cubiertos y la servilleta), quiere caminar y correr sin que lo sostengas de la mano (con paciencia hay que explicarle que hay lugares donde lo podrá hacer y otros donde no (por respeto al sitio visitado, por su propia seguridad). Llora e incluso podría gritar pero sus motivos son intentar hacer algo por sí solo o tomar una decisión sobre lo que desea comer, beber, el juguete a utilizar o el sitio de juego.

Rabieta o berrinche: llora, se tira en el piso, grita porque no quiere dejar el lugar de juego luego de un tiempo prudencial, quiere que le compres un juguete u otro producto que no puedes adquirir en ese momento, aprende del impacto que genera en ti. Si mediante el berrinche consigue sus objetivos, repetirá la acción cuando esté en situación similar.

  1. Aunque ya tenga la fuerza para decir no, aún requiere de toda tu protección: necesita mimos, abrazos, besos, que lo arropes antes de dormir, que en ocasiones sienta que aún es tu bebé y en otras sienta que confías en él para explorar el mundo.
  2. Reconoce que tu hijo es un individuo distinto de ti y por lo tanto tiene sus gustos y sus preferencias en cuanto a lugares, juegos, alimentos. Déjale elegir, no le impongas.
  3. No cortes sus alas, déjalo experimentar desde la más corta edad:Permítele disfrutar de su independencia con disciplina, confianza y amor. Es el balance perfecto para crecer con seguridad y una buena autoestima.

 

Anuncios