Etiquetas

, , , , , , , , , , , , ,

librero ibook librero kindle 2

Mis bibliotecas

 Después de comprobar que a mi hermoso librero de madera no le cabía ni un libro más, ni aunque lo apretujara con todas mis fuerzas y después de observar la antigua biblioteca de mi abuelo Cuco, con muchísimos libros amarillos, desgastados y ya en difíciles condiciones para leer decidí dar el salto al libro electrónico.

 

La biblioteca de mi abuelo

 Había sido difícil en el pasado mantener la biblioteca de mi abuelo Cuco en buenas condiciones, nos llevaba buena parte de la jornada del día de limpieza a mi prima y a mí, sacar los libros para desempolvarlos y volverlos a colocar en su inicial posición. Con el paso de los años, el librero, que llega hasta el techo, se ha convertido en un problema porque los libros ya no caben en el apartamento. Temo que sin el mantenimiento adecuado un día colapse y se convierta en una tormenta de libros para quienes pasen en ese momento por su lado. La última vez que me le quedé mirando al librero de mi abuelo, me quedé con las ganas de tomar un libro para leer porque estaban tan juntos el uno del otro, que temí que al sacar uno se cayeran otros.

 

Mi librero

Para evitar la suerte de los libros de mi abuelo Cuco, cuando pude tener mi propio lugar para guardar mis libros mandé a hacer un librero lo suficientemente grande y con puertas, esto último esencial para evitar el polvo. Puertas de madera en la parte baja y puertas de cristal en la parte superior para exhibir los libros con cubiertas más bonitas. Fue amor a primera vista. En la fila más alta y a la vista coloqué mis libros de ficción preferidos, en la fila siguiente libros de no ficción de interés para mí y en la tercera, así como tras las puertas de madera, libros que utilicé para mis estudios universitarios y de posgrado.

 

El salto al librero electrónico

Con el desarrollo de la tecnología y tras convencerme de que si no encontraba solución iba a necesitar una habitación sólo para mis libros, decidí crear mi primer librero electrónico. Este fue iBook de Apple. Lo comencé a llenar con libros gratuitos. Tanto de ficción como académicos relacionados con mi carrera o con el estudio de idiomas u otros temas interesantes. Así me convencí de la comodidad que representaba tener un dispositivo (ipad, iphone, macbook), que a donde quiera que llevara éste mis libros estarían conmigo, sin causar un peso extra, sin acaparar espacio dentro de mi casa y con la facilidad de elegir qué leer en cualquier momento. No puedo negar que lo amé y lo amo.

Así llegué al librero de Kindle en Amazon, y la verdad que este último es el que más estoy usando a la fecha, por muchas razones. La aplicación de Amazon para disfrutar de los libros electrónicos se puede usar en cualquier dispositivo sin importar la marca (celulares, tabletas, computadoras).

Lo que más me agrada de ambos libreros de eBooks es que no importa en cual de tus dispositivos comiences a leer, celular, tableta, laptop o computadora, estos se sincronizan para que continúes sin contratiempos la lectura. Lo otro que admito que me fascina es la posibilidad de bajar muestras gratis de los libros de pago, de esa manera me aseguro de que tras la lectura de unas cuantas páginas el libro realmente es de mi agrado. También me encanta la posibilidad de actualizar el contenido de los libros sin necesidad de comprar una nueva edición, así como compartir mis impresiones de la lectura con otros lectores.

 

La primera imagen corresponde a iBook para iPhone.

La segunda imagen corresponde a Kindle para iPad o para tableta.

 

Conclusión

No demerito a los libros en papel, los cuales amo sin condiciones pero admito que para mí resulta práctico el libro electrónico.

 

¿Continuaré comprando libros en papel? Sí pero en menor cantidad. Los compraré si no los consigo en formato electrónico, si deseo regalarlo a un amigo, si es un libro de texto que utilizaré muy seguido.

 

En fin, amo mi librero físico y mis dos libreros electrónicos. Entre los tres tengo una gran suma de libros y gracias al eBook me queda bastante espacio libre en mi hogar para caminar y para disfrutar con mis seres queridos.

 

P.D.: Ventajas y desventajas hay tanto en los libreros físicos como en los electrónicos y profundizaré en ello en otra entrada. Esto es sólo mi punto de vista y mi experiencia. ¿Cómo lo has experimentado tú?

Anuncios